Visa y Bradesco introducen Medio de Pago Wearable en los Juegos Olímpicos de Brasil

Pago Wearable

La primera fase del lanzamiento de la Pulsera Bradesco Visa incluirá la participación de aproximadamente tres mil personas. El wearable (o pulsera de pagos) se presentará como un programa piloto durante los Juegos Olímpicos.

Visa y Bradesco presentaron la Pulsera Bradesco Visa, el primer medio de pago wearable de dos compañías para el mercado brasileño que se lanzará como una prueba piloto en anticipación de los Juegos Olímpicos Río 2016.

La Pulsera Bradesco Visa es uno de los nuevos medios de pago que se ofrecerán en Río, brindando así a algunos aficionados y asistentes la oportunidad de deslizar, tocar, introducir o hacer clic cada vez que realicen algún pago en los juegos. Esta pulsera o brazalete que se lleva puesta está disponible exclusivamente en Brasil, donde se aceptará en más de un millón de lectores con tecnología NFC, lo cual permite el intercambio de información entre dispositivos mediante la proximidad.

“Brasil es uno de nuestros principales mercados en el mundo, especialmente porque es un país abierto a las innovaciones. Los consumidores, con sus crecientes demandas, siempre están a la búsqueda de dispositivos novedosos y convenientes que se adapten a su estilo de vida y faciliten sus tareas cotidianas. La pulsera Bradesco Visa cumple este objetivo al transformar la experiencia del usuario y simplificar los pagos”, explica Percival Jatoba, Vicepresidente de Productos de Visa Brasil.

“La tecnología móvil se encuentra en constante evolución y es nuestro desafío cumplir las expectativas de los clientes. Incorporar a la vestimenta de los usuarios un medio de pago adoptando la tecnología NFC o Near Field Communication por sus siglas en inglés, que permite el intercambio de datos entre los dispositivos por proximidad, va de la mano con la estrategia de Bradesco de ofrecer lo más moderno a nuestros clientes”, afirma Cesário Nakamura, Director de Tarjetas Bradesco.

Con el fin de mejorar la experiencia del usuario, la pulsera viene acompañada de una aplicación móvil que le permite monitorear su historial de transacciones, ver su saldo contable, bloquear el dispositivo en caso de robo o pérdida y cargar fondos en la tarjeta prepaga acompañante.

Además del respaldo y la seguridad que brinda la plataforma de procesamiento de pagos de Visa, los pagos hechos con este dispositivo wearable están protegidos por los mismos términos y condiciones estándar que se aplican a las tarjetas tradicionales

“Como líder global en tecnología de pagos, colaboramos con los protagonistas de nuestra industria y los desarrolladores para ofrecer un futuro que permita que los diferentes dispositivos que las personas usan en sus actividades diarias tengan la capacidad de realizar transacciones financieras de manera conveniente, rápida y segura”, afirmó.

 

 

 

Share

Shares