El constante crecimiento de la publicidad digital no se da de manera fortuita. Aunque factores como la mayor penetración de internet y accesibilidad a dispositivos móviles han contribuido de manera importante al desarrollo de la industria de la publicidad online, hay otra pieza clave: los datos.

La cantidad de datos que se producen diariamente en el mundo digital proporciona suficiente información para hacer publicidad sumamente personalizada. Con las herramientas, criterios y análisis adecuados, la data te dirá qué decirle a quién, cuándo y dónde, de manera que tu mensaje no solo no pase desapercibido, sino inclusive que sea más propenso a conducir al usuario a realizar determinada acción.

Según información proporcionada a Adobe por Joana O’Connell, analista para la firma Forrester Research, existen seis áreas en las cuales enfocarse para ayudar a toda empresa a brindar relevancia con sus acciones. A continuación algunos consejos para que la publicidad desarrollada a partir de datos obtenga mejores resultados:

  • Para una marca es primordial demostrarle a los consumidores a través de su publicidad que se preocupa por ellos: que tiene información, soluciones y facilidades que proporcionarles. En palabras sencillas, una marca debe siempre dar a entender a sus clientes con sus acciones que se preocupa por ellos y no deshumanizarlos: no se debe olvidar que ante las pantallas que exponen mensajes publicitarios hay personas con necesidades, deseos y emociones.
  • Antes de optimizar por solo un día, es necesario comprender a profundidad qué hay detrás de los puntos de optimización derivados de la investigación o medición, siendo conscientes de la importancia de la relación a largo plazo entre la marca y el consumidor. No se trata de optimizar un punto de datos solo porque se puede.
  • Para evitar redundancias que empobrezcan la experiencia de los consumidores es importante evitar los silos: estructuras en silo, pensamiento en silo, comportamiento en silo… Para optimizar resultados, todas estas deben ser partes de una estrategia integral y no vistas como elementos aislados.
  • Enfocarse en el entorno: porque lo que le muestres a una audiencia no debe depender solamente de la audiencia como tal. Si una persona está viendo videos de perritos, ¿es necesario mostrarle publicidad sobre sábanas para la cama?
  • Es necesario que no se desligue la creatividad de los medios. Las grandes ideas deben estar más orientadas por los datos, teniéndolos en consideración a lo largo de todo el proceso: desde el diseño y la producción, hasta la optimización a partir de los datos obtenidos de las acciones en marcha.

Fuente: Merca2.0