indianpornmax.com alohatube8.com familyporn.best malaypornhub.com

Voces y Opiniones. No subestimar al e-commerce y acompañarlo de una logística eficiente será clave
para aprovechar al nuevo canal más importante, sostiene Diego Conroy, gerente general de Niubiz.

La emergencia desatada por el Covid-19 abre en el Perú un espacio importante para que los negocios replanteen sus estrategias en torno al comercio electrónico. El crecimiento del canal incluso antes de la cuarentena y la importancia de las plataformas electrónicas para mitigar nuevos contagios obligará a las empresas a adaptarse al medio digital en el corto plazo.

Hoy, el e-commerce crece a paso acelerado. Mientras su participación sobre el total del consumo se mantuvo alrededor del 12.5% entre enero y la primera quincena de marzo (previa a la cuarentena), durante las últimas semanas de marzo dicha cifra se elevó hasta 25.7% y, en abril, continuó su incremento hasta el 49.1%, según data de la unidad de Business Intelligence de Niubiz.

¿Dicha tendencia está marcada por las medidas de aislamiento del gobierno? Sin duda. Y, luego de la emergencia, las plataformas de comercio electrónico ganarán un importante espacio en la mitigación de posibles contagios, la reducción de la aglomeración en locales y la reactivación de la economía. Para aprovechar esa ola de forma eficiente, resulta clave analizar las importantes lecciones que deja la coyuntura actual. 

Las empresas no podrán seguir subestimando al e-commerce en un mundo post cuarentena donde existirá una resistencia grande para visitar sitios públicos. Si bien algunas compañías se mostraron preparadas, el distanciamiento social demostró que muchas industrias le otorgan un papel secundario al comercio electrónico. Prueba de ello es que solo en el último mes el e-commerce movió casi la mitad del consumo de tarjetas y, desde el 15 de marzo, su ticket promedio se incrementó en casi 50%. Prescindir del e-commerce hoy no es una opción.

La excusa del presupuesto también tendrá que quedar en el pasado. La emergencia nos obligó a corroborar, de un momento a otro, que el e-commerce dejó de ser una exclusividad de los grandes comercios y la falta de recursos no es más una objeción válida para evitar su desarrollo. La tecnología actual permite brindar soluciones que van desde recibir pagos mediante links personalizados —sin inversión en realizar una página web— hasta otras más sofisticadas como las apps para diversos comercios. Rubros tan disímiles como los supermercados, farmacias, veterinarias, bodegas y distribuidores de gas son la muestra clara de que la implementación exitosa del e-commerce no depende del tamaño del negocio. En alguno de estos casos, los montos transados por esa vía han superado incluso en más de tres veces su volumen regular.

En una coyuntura marcada por el distanciamiento social, los peruanos exigen y exigirán cada vez más un consumo a distancia y sin contacto. Dicho contexto conforma el escenario idóneo para que las empresas conviertan hoy al e-commerce en una herramienta de reactivación indispensable para sus negocios. Ello las beneficiará a largo plazo; la sola adopción de pagos digitales incrementa las ventas de cualquier comercio entre un 20% y 30%.

Por último, la implementación exitosa de una plataforma de comercio electrónico requerirá que los negocios cuenten con soluciones robustas que permitan un manejo adecuado del servicio y que evite cualquier tipo de fraude. Del mismo modo, será importante contar con un proceso logístico adecuado que permita completar esa última milla según las expectativas de los clientes.

Fuente: Semana Económica