Hoy en día las empresas deben desarrollar una estrategia que tenga el impulso general de la organización,
para hacer acciones positivas de todos los puntos de contacto de la marca.

En los últimos años se ha observado cambios a nivel global en las estrategias marketing, siendo uno de ellos, la aplicación del marketing consciente desde las gerencias de marketing y que busca generar un vínculo legítimo con su público.

De este modo, esta nueva estrategia no se trata de un concepto nuevo, sino, de incidir en la importancia de desarrollar el concepto de responsabilidad social corporativa; posicionar a la empresa como un sujeto responsable dentro de la comunidad, más aún en una coyuntura postpandemia y postproceso electoral.

En esa línea, IAB Perú llevará a cabo el evento IAB Live 2021 este 14 y 15 de julio, cuyo tema central será la charla sobre “Marketing consciente”. Al respecto, Pancho González, Co-Founder & Chief Creative Officer de Inbrax Chile, plantea cuatro acciones para lograr este tipo de marketing.

Según indica, las empresas hoy en día más que tomar posición, deben tomar acción; desarrollar una estrategia que tenga el impulso general de la organización para hacer acciones positivas de todos los puntos de contacto de la marca.

Las cuatro acciones:

1.- Descubrir una materia social que sea afín a la marca o negocio; debe ser un tópico que vincule a la empresa con lo que hace u ofrece. Puede tratarse de una causa o movimiento de cualquier ámbito social de alcance local o global; lo que se debe buscar es que no sea una adopción artificial que no esté en sintonía con la esencia de la marca.

2.- Aprender cada detalle sobre el movimiento o causa social elegido para identificar la aportación de valor que la marca será capaz de ofrecer, es decir, cuáles son los drivers que la mueven. El objetivo es que la marca pueda agregar valor al propósito elegido para apoyarlo en su camino para ser visible.

3.- Evolucionar la comunicación para alinearlo con el tópico social; lo que se busca es que toda la organización sea capaz de transmitir el mensaje a través de su accionar, hablar el mismo idioma de la causa adoptada. De esta manera, la comunidad percibirá la intencionalidad de la marca como real, cercana y honesta.

4.- Sostenerlo en el tiempo, tanto fuera como dentro de la empresa; una vez implementada la estrategia de marketing se recomienda asegurar los recursos para hacerlo sostenible en un largo plazo y no dejar a mitad de camino. Caso contrario, la intención de la marca será percibida como conveniente, lo que definitivamente perjudica a su imagen en la comunidad.

Fuente: Diario Gestión