Durante los últimos dos años, internet pasó a ocupar, para casi todo el mundo, el centro de la escena. Ante una pandemia que nos obligó por largo tiempo a quedarnos en casa, la posibilidad de seguir trabajando, estudiando y manteniéndonos en contacto a través de la web fue clave para continuar adelante con nuestras vidas.

El Perú no fue la excepción a esta tendencia. Muy por el contrario, el país mostró una gran capacidad para aprovechar la digitalización, lo que hizo que las plataformas de compra online se convirtieran en herramientas fundamentales para nuestro desarrollo económico.

De la mano de este crecimiento, sin embargo, aparecieron también nuevas discusiones y demandas por parte de usuarios y usuarias relacionadas a la privacidad. En algunos casos, estas demandas ya existían,  pero se aceleraron a partir de la creciente digitalización de la vida social. 

Si bien la privacidad y la seguridad de las personas que acuden a internet no es un tema nuevo para Google, investigaciones recientes muestran que hoy, el tema tiene algún nivel de relevancia al menos para el 80% de las personas*. 

Frente a este desafío, desde Google, decidimos liderar las respuestas y dar nuevo impulso a los esfuerzos que venimos llevando adelante desde hace años. Así, estamos poniendo en marcha un amplio y renovado conjunto de herramientas y soluciones publicitarias, pensadas para ayudar a que cada persona pueda seguir disfrutando de lo mejor de internet, sin necesidad de compartir ninguna información que no desee ofrecer de propia voluntad. 

Desde su nacimiento, Google tiene como misión organizar la información en internet y hacerla accesible y útil para todo el mundo. Esto, que parece simple, es un reto constante y complejo, ya que implica satisfacer las necesidades de una sociedad que cambia rápida y constantemente. 

Hoy, nuestra misión nos pone, junto a marcas, anunciantes, ONGs y grupos de consumidores de todo el mundo, al frente de una iniciativa que busca dar a la privacidad un lugar central. Estamos creando un nuevo estándar global para la industria, y aunque sabemos que esto demandará nuevos esfuerzos para las empresas que usan nuestros productos para comunicarse con sus públicos, estoy convencido de que el cambio nos conduce a un mundo mejor. 

Las marcas deberán incorporar nuevas herramientas para obtener la autorización de sus clientes cada vez que quieran comunicarles algo. Y deberán contar con estrategias efectivas y eficientes para organizar los datos y utilizarlos con inteligencia. Sabemos que son nuevos retos y estamos listos para ayudar a cada equipo y a cada empresa del país, no importa su tamaño, a ponerse al día con este nuevo escenario.  En definitiva, es un paso necesario y fundamental para preservar lo más valioso que tenemos quienes actuamos en marketing digital: la confianza de nuestros consumidores.

Por Edgardo Frías, Country Director Chile & Peru – Google

 

Fuente: Mercado Negro

https://iabperu.com/wp-includes/bet/